Modelo de negocio de aprovechamiento energético de biogás en tambos

La matriz energética argentina está conformada, en su gran mayoría, por combustibles fó-
siles. Esta situación presenta desafíos y oportunidades para el desarrollo de las energías
renovables, ya que la gran disponibilidad de recursos biomásicos en todo el territorio na-
cional constituye una alternativa eficaz frente al contexto de crisis energética local e inter-
nacional.


En este escenario, en 2015, la República Argentina promulgó la Ley 27191 –que modi –
ficó la Ley 26190–, con el objetivo de fomentar la participación de las fuentes renovables
hasta que alcancen un 20% del consumo de energía eléctrica nacional en 2025, otorgán-
dole a la biomasa una gran relevancia.


La biomasa es una de las fuentes de energía renovable más confiables, es constante y
se puede almacenar, lo que facilita la generación de energía térmica y eléctrica. En virtud
de sus extraordinarias condiciones agroecológicas, y las ventajas comparativas y competi-
tivas de su sector agroindustrial, la Argentina es un gran productor de biomasa con poten-
cial energético.


La energía derivada de biomasa respeta y protege el ambiente, genera nuevos puestos
de trabajo, integra comunidades energéticamente vulnerables, reduce la emisión de gases
de efecto invernadero, convierte residuos en recursos, moviliza inversiones y promueve el
agregado de valor y nuevos negocios.


No obstante, aún existen algunas barreras de orden institucional, legal, económico, téc-
nico y sociocultural que deben superarse para incrementar, de acuerdo con su potencial,
la proporción de bioenergía en la matriz energética nacional.


En este marco, en 2012, se creó el Proyecto para la promoción de la energía derivada
de biomasa – UTF/ARG/020/ARG (PROBIOMASA), una iniciativa que llevan adelante el
Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca y el Ministerio de Desarrollo Productivo, con
la asistencia técnica y administrativa de la Organización de las Naciones Unidas para la
Alimentación y la Agricultura (FAO).


El Proyecto tiene como objetivo principal incrementar la producción de energía térmica
y eléctrica derivada de biomasa a nivel local, provincial y nacional, para asegurar un cre-
ciente suministro de energía limpia, confiable y competitiva y, a la vez, abrir nuevas opor-
tunidades agroforestales, estimular el desarrollo regional y contribuir a mitigar el cambio
climático.

Ver la publicación aquí: https://www.fao.org/3/ca9066es/CA9066ES.pdf

Escriba un Comentario